fanat-auto.ru

Originale Tutte le pagine RCC

Radiografía artrosis de rodilla

Es típico que aumenta con las escaleras, y sobre todo al bajarlas.Si está mucho tiempo sentado con las rodillas dobladas, el dolor obliga al paciente a levantarse porque con la rodilla estirada el dolor se calma.Si continúa moviendo la articulación el dolor cederá para al cabo de un tiempo volver a incrementarse. Cuando evoluciona se notan chasquidos con el movimiento, que se va limitando progresivamente.Esta enfermedad afecta más a las mujeres a partir de los cuarenta años, es muy rara antes de los treinta años y es la artrosis más frecuente, seguida de la cadera.Por otra parte, la rótula o patela se engrana con ambos cóndilos femorales.El dolor de tipo "mecánico" aumenta cuando comienza a moverse o caminar.Tenemos por tanto la articulación femorotibial, dividida en compartimento medial (del lado de dentro de la rodilla) y compartimento lateral (del lado de fuera de la rodilla); y la articulación o compartimento femoropatelar.La artrosis supone una destrucción progresiva del cartílago, por envejecimiento o bien por rozamiento cuando su superficie, por golpes, infecciones, etc. El hueso que antes se recubría del cartílago comienza a sufrir cambios, espesándose y produciendo salientes llamados osteofitos.La articulación de la rodilla es un triple encaje de huesos: las dos protuberancias del extremo inferior del fémur, llamadas cóndilos, se engranan con las superficies cóncavas respectivas de la tibia, llamadas platillos tibiales.En la artrosis femoropatelar el paciente nota el dolor en la parte delantera de la rodilla, y a veces se refleja en la cara posterior (el hueco poplíteo).Con el tiempo aparece la contractura o rigidez de rodilla, que la deja en una posición de flexión, siendo imposible estirarla.El dolor se hace inflamatorio: se incrementa por la noche y el reposo no lo elimina.Puede haber fases de aumento de dolor, llamadas crisis o brotes.

De tal modo que los gestos de la vida cotidiana como atarse un zapato, entrar en la bañera o subir a un autobús, se vuelven muy difíciles o imposibles.En la artrosis femorotibial el dolor se nota en la cara de dentro, de fuera, o ambas, de la rodilla.La zona de contacto entre los huesos de estos engranajes está recubierta por una capa llamada cartílago, que permite distribuir las cargas y disminuir el rozamiento entre los huesos con los movimientos de la articulación.La rodilla entonces se inflama, enrojeciendo, se engruesa y aumenta de temperatura su piel.En algunos casos puede hacerse difuso o notarse sólo en el hueco poplíteo. En casos avanzados duele incluso con la marcha por terreno llano.

In tema di:


сустава опухоль руки пальца